Maestros del cine de Artes Marciales (II): Sonny Chiba

Todos los que os acercáis con curiosidad a este post, y tras haber echado un vistazo al dedicado a Bruce Lee anteriormente en este blog, podríais esperar un nombre mucho más famoso que el de Sonny Chiba. Pero que no os engañen las apariencias, seguro que a todos os suena el siguiente nombre: Hattori Hanzo, maestro herrero de katanas poderosas de la ciudad de Okinawa a la que acude La Novia (Uma Thurman) en la magnífica película de Quentin TarantinoKill Bill volumen 1” en busca de la mejor katana para llevar a cabo su venganza contra Bill y su séquito.

Sonny Chiba en "Kill Bill Volumen 1"

¿Qué quieres forastero? ¿Una katana perfecta o un sashimi delicioso?

Este japonés está al nivel de Bruce Lee y del resto de las más grandes del género, siendo una auténtica institución en Estados Unidos y un ídolo absoluto en su tierra natal, Japón. La mayor aportación de Sonny Chiba respecto a sus compañeros de género es que él no se conformó con ser un consumado especialista en las Artes Marciales, especialmente en karate kyoku shinkai, sino que buscó su hueco como actor en otros géneros, como el terror, la ciencia-ficción o el policíaco, encontrándolo sobre todo en Estados Unidos, donde ha participado en un buen puñado de películas, de las más de 75 que nutren su dilatada cinematografía. Su llegada al cine fue por casualidad, tras ganar un concurso organizado por la productora Toei, para dar respuesta a los éxitos cinematográficos del género venidos principalmente de Hong Kong y Taiwan. El éxito rotundo le llegó, tras haber realizado ya varias películas, en 1975, donde protagonizó la película “Streetfighter“, de Shigehiro Ozawa.

La importancia de esta película en la historia del género en la Artes Marciales es capital por un punto que la hace diferenciadora de otras: lo explícito de su violencia, a veces extrema, rozando el gore en algunos momentos y su recreación con técnicas como la cámara lenta para subrayar el momento en la narrativa audiovisual. Estos rasgos la hizo merecedora en Estados Unidos de la “X” en su clasificación, por lo que para su posterior lanzamiento al vídeo tuvo que ser mutilado su metraje original. Este tratamiento de la violencia ha dejado un importante sello en directores posteriores que, sin duda, se han visto influenciados por este film: John Woo y su particular visión de recreación en la belleza de la puesta en escena de la violencia, Takeshi Kitano con su crudeza y su recurrencia en el tratamiento del tema de la mafia japonesa o yakuza (que desarrollaremos más adelante) o Quentin Tarantino, que pública y directamente se ha declarado seguidor de este film. La saga se completó, un año más tarde, con “Return of the Streetfighter“, con una calidad menor.

Y en 1977 la última película de la saga, “The streetfighter last revenge“…

Como podéis observar, la cruda y explícita violencia sigue presente en esta tercera entrega. Aquí voy a hacer un inciso para reconocer el valor de Sonny Chiba y sus películas en el cambio del género, que siguieron otros posteriormente, incluído Bruce Lee. Mientras las populares películas de Hong Kong y Taiwan seguían ancladas en narrativas ambientadas en historias de época, en Japón, Sonny Chiba, de la mano de Toei, ya incorporaba tramas que transcurrían en la actualidad, siempre con intrincados argumentos (repasemos los argumentos de los films de John Woo) y con la yakuza como elemento recurrente (¿repasamos la filmografía de Takeshi Kitano?). Además, los yakuza o mafia japonesa no solo aparecía como un recurso vacío de argumento, sino que sigue en las diferentes películas los ritos ancestrales que rigen a la misma en su organización y funcionamiento. Las películas de Sonny Chiba que llevaban a la pantalla estas prácticas son, entre otras, las sagas tituladas “Gambler Cop” y “Lone Wolf Gambler“.

Sonny Chiba

Este cuando se vaya a dormir no va a tener que lavarse los dientes ya…

Pero otro de sus grandes éxitos fue “El Guardaespaldas“, que, a título anecdótico, sirvió para que el propio Sonny Chiba se ofreciera como eso, guardaespaldas, a todo el que quisiera pagarle por ello.

Estas excentricidades de Sonny Chiba hacía que hubiera muchos rumores sobre su pasado (el mismo los alimentaba): que fue un joven delincuente, monje o líder de una banda callejera (mentira, fue a la universidad donde estudió educación física). En su inmersión en el cine norteamericano, ponemos como ejemplos tres títulos desiguales en calidad: la mítica “Águila de Acero III“, deliciosa para una tarde de sábado con los colegas. Eso sí, a ser posible, en VHS, para respetar la pírrica calidad original de la cinta.

¿Por qué el tráiler de “Aguila de Acero III” utiliza la banda sonora de “Desafío Total“? Nunca lo sabremos. Apuntar que esta película está dirigida por John Glen, director y montador de muchas de las películas de la saga Bond (que estamos repasando en este blog por décadas: 60’s y 70’s). Otra de las famosas inmersiones de Sonny Chiba en Hollywood, y de éxito y calidad innegables, es la participación en “Kill Bill volumen 1“. Su personaje Hattori Hanzo, no es original de Tarantino, ya que este nombre es de uno de los samuráis más importantes de la historia de Japón.

Otra película nefasta en la que aparece es… Bueno, en mi blog no la pronuncio.. Comprobadlo vosotros mismos con el tráiler.

Como habéis podido comprobar, el nombre de Sonny Chiba en la historia del cine es muchísimo más importante de lo que en España hemos podido llegar nunca a imaginar. Ahora, ampliemos nuestras miras cinematográficas y disfrutemos con los títulos que este maestro nos ha brindado para nuestro disfrute y regocijo.

Sonny Chiba en "Karate Bullfighter"

Me gusta España…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *