La burocracia como elemento cinematográfico

Extraído de la Real Academia de la Lengua

burocracia.

(Del fr. bureaucratie, y este de bureau, oficina, escritorio, y -cratie, -cracia).

1. f. Organización regulada por normas que establecen un orden racional para distribuir y gestionar los asuntos que le son propios.

2. f. Conjunto de los servidores públicos.

3. f. Influencia excesiva de los funcionarios en los asuntos públicos.

4. f. Administración ineficiente a causa del papeleo, la rigidez y las formalidades superfluas.

La burocracia nos oprime, obstaculiza nuestra acción, impide alcanzar nuestros sueños o simplemente niega nuestros derechos sin razón. La burocracia es la ineficiencia, pereza y derroche de medios. Normalmente lo utilizamos para referirnos al sector público o a las grandes corporaciones. El cine también tiene grandes ejemplos de lo que significa y cómo atenta a la integridad del ser humano. Tres ejemplos de cine burocrático nos enseñan que también pueden hacerse obras maestras con esta temática en principio tediosa y aburrida.

Burocracia

Burocracia según Forges

Un ejemplo de obra maestra es “Vivir” de Akira Kurosawa, cuyo protagonista es un funcionario que mantiene su puesto de trabajo en lo público en el cual no hace nada, hasta que ocurre algo fatal en su vida que le hace cambiar su filosofía de vida y empezar a disfrutar de la misma. Precioso film que en su metraje inicial nos plantea la futilidad de la burocracia para el usuario e incluso para el vaciado existencial del mismo burócrata. La burocracia es un adormecimiento total de la sociedad.

En España también tenemos una gran tradición burócrata, y para muestra, el cine de Berlanga, donde tenemos grandes ejemplos de la acción e invasión de la burocracia en la vida de los comunes mortales españolitos que nutren las películas del genio valenciano. En “El Verdugo” es magnífica la secuencia en la que el protagonista entrega la instancia para optar al puesto de verdugo, que además de la propia instancia consta de firma, certificado de penales (que como dice el funcionario “Y limpito…”), certificados de buena conducta del párroco y de la Guardia Civil, cartilla militar con todas las revistas pasadas, y una buena recomendación (el permiso paterno ya le avisa el funcionario que no parece que sea necesario por edad), todo esto, a la vez que el funcionario se echa una partida de ajedrez con el compañero adjunto de mostrador, y mosqueado porque todos los papeles están correctos y en regla, como haciendo un favor. Pero la burocracia también trufa toda la película “mareando” al funcionario mismo, haciéndole ir y venir hasta que tenga que ejecutar su pena.

Otro gran ejemplo de burocracia es “Plácido“, de Berlanga también, que aunque de manera secundaria al igual que en “El Verdugo“, la burocracia de bancos, notarios, cobradores, etc… hacen que un pobre trabajador se pase las fiestas navideñas de aquí para allá sin poder arreglar su problema con la letra del motocarro. No solo lo público puede albergar a la burocracia, sino que un país entero puede tener esta filosofía de funcionamiento.

Pero para ejemplo extremo de burocracia, y de obra maestra del cine, está la película de Tomás Gutiérrez AleaMuerte de un burócrata“, donde a lo largo de todo el film vemos la lucha de un familiar de un burócrata fallecido por conseguir los papeles y las instancias necesarias para obtener la pensión a la viuda del fallecido. Incluso los individuos, como demuestra el film, quiebran su honorabilidad y delinquen, si es necesario, para conseguir su derecho ganado y negado por la maquinaria burócrata, que en particular en Cuba, la película enseña como brutal.

Así que, cuando nos topemos de bruces con la tan insidiosa burocracia, lo cual será común en nuestras vidas, recordemos con una sonrisa y con cariño estos personajes que, hasta en la ficción, se toparon con los obstáculos de tan pérfida condición institucional.

6 pensamientos en “La burocracia como elemento cinematográfico

  1. Hombre, a lo mejor se sale un poco de esta selección al ser tan deudora de sus cómics, pero para mí la mejor plasmación de la burocracia en el cine siempre ha sido “Las doce pruebas de Asterix”, en la que los irreductibles galos han de obtener la forma A-38 en “la casa que enloquece”. Una simple formalidad administrativa.
    Geniales.

    • ¡Totalmente de acuerdo! Claro que es pertinente… Me parece genial esta película y, por supuesto, el cómic… ¡Gracias por la aportación tan atinada! Esto me recuerda que la burocracia ya está presente en las historias del mundo clásico. Es decir, siempre se atribuye correctamente que los doce trabajos de Hércules son un pago, una penitencia por una mala obra que no es por su culpa… ¿Nos suena?¿Qué pago o penitencia nos sobreviene por poderes superiores y nos obliga a penar de un lado para otro? La burocracia de los dioses… ¡Un saludo!

  2. Querido amigo, te ha quedado súper original; me gusta como has hilado el tema porque no ha perdido su elemento didáctico y, además, le has dado una perspectiva muy amena al enfrentarlo (sobre todas ellas) a esa gran obra maestra que fuera “El verdugo”, Berlanga supo, mejor que nadie, enmendar la plana a circunstancias que no han cambiado desde que Larra se suicidó cansado de ellas.
    Ahora te quería comentar una cosa: me refiero a tu extraordinario blog; quería decirte que tienes unos añadidos en el tablón que te retrasan de forma horrorosa la carga de la página.
    Estoy casi seguro de que es el de Flirck, porque a mí me pasó; pero la única manera de ponerlo correcto es que fueras quitando alguno y vieras cual de ellos es el que hace que te cargue la página lenta.
    Por internet hay paginas que (buscando en google) te miden el tiempo de carga del blog, alguna de ellas te dicen que es lo que lo retrasa y lo mejor de todo es que es gratis.
    Te digo todo esto porque para entrar he tenido que esperar bastante y ya sabes como es esto de la red, se busca velocidad y la gente se puede ir y es una pena porque tienes una pagina maravillosa.
    Un abrazo amigo, y perdona el atrevimiento por mi parte.

    • Muchas gracias amigo por el comentario al post y al blog tan positivo. Tienes razón con lo de la velocidad de carga. Intentaré probar diferentes vías para mejorar el tiempo de carga, sin duda, y que sea mucho más cómodo para vosotros la entrada al mismo. Vuelvo a repetir, muchas gracias y prometo mejorarlo. Un saludo!!!!

  3. Lo de la carga es verdad, tarda mucho, el motivo ni idea. Igual el mio tambien le pasa. A saber. En cuanto a la burocracia, pues mata mas que las pistolas. Demencial en un pais como este. Hay una pelicula genial sobre ello. Es cubana y se llama Muerte de un burocrata, no dejes de verla y muy bueno tu articulo

    • Muchas gracias por tu comentario plared. El tiempo de carga creo que se debe a los widgets de Facebook y Twitter, que estoy seriamente pensando en quitarlos, ya que retrasan mucho la carga de la página. A ver si lo consigo arreglar. Un saludo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *