¡Cuidado con las campanadas!

Quedas dos días escasos para estrenar un nuevo año, y debemos rezar para que en las distintas retransmisiones de las cadenas de televisión no ocurra nada extraño que frustre y de al traste con la ilusión de tomar nuestras uvas correctamente, en tiempo y durante las campanadas sin ningún sobresalto.

¡Cuidado con las campanadas!

El Casio: ante dudas de última hora en las campanadas, nunca falla este fiel compañero

 

Este deseo, que parece tan sencillo, no lo es tanto. Aquí encontraréis algunos ejemplos que demuestran que, ni es tan fácil, ni cualquiera vale para esto. Comencemos recordando el más sonado de todos los fallos, que lo cometió Marisa Naranjo en las campanadas de 1990 de TVE, donde nos quedamos todos con las uvas en el cuenco esperando cuartos, medios, y en definitiva, tiempos mejores para tomarlas. Por cierto, en el rótulo pone las campanadas de 1989 pero es falso (otro error) porque siempre las campanadas es el primer programa que tiene fecha del nuevo año al final de los créditos, es decir, son las campanadas del nuevo año, no del viejo. Vaya tela.

Pero no iba a ser la única en meter la pata. Poco tiempo después, en las campanadas de 1994, José María Íñigo nos hizo la tres catorce “back to the future” y nos felicita el año 1964, rememorando tiempos mejores de su carrera profesional supongo. Mientras, Carmen Sevilla, en cada campanada se acuerda de algún colectivo felicitándolo a su manera surrealista. Yo me acordé de ella y de toda su familia en cada uva que tomé.

Ya que hemos recordado pifias de TVE y Tele 5, Antena 3 tendrá su pequeño espacio en esta sección también. En este caso, Irma Soriano comete el mismo error de Marisa Naranjo en 1990 con los cuartos el mismo año que Íñigo nos felicitó 1964. Ese añito no se salvó nadie de comer las uvas tranquilos y sin sobresaltos.

Así que haced oídos sordos a los diferentes presentadores de las cadenas de televisión y guiaros por el puro sentido del oído, de tal manera que podráis disfrutar en familia o con amigos de unas campanadas como dios manda. Y si os queda alguna duda, aquí están Martes y Trece para resolverla claramente y de manera cristalina. Mítico. ¡Feliz año nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *